¡¡OFERTA FLASH!! COJÍN DE LACTANCIA GEMELAR POR 99€ SOLO HASTA EL DOMINGO 27 DE SEPT

TRONAS DE BEBÉS: LA TRONA BEBÉ IKEA

Algo que me preguntan a menudo es cual es la mejor trona de bebé según mi experiencia como madre de tres hijos y qué recomiendo.

Con mi primer hijo me recomendaron la trona bebé Ikea, la más básica (ANTILOP se llama) y la verdad que fue todo un acierto comprarla. Es muy resistente, básica pero nada fea (un diseño muy minimalista), cómoda de transportar y, lo más importante de todo, muy sencilla de limpiar.

¿Algo negativo? Pues que ocupa bastante espacio. Sé de algunas que se pueden plegar en un solo gesto y colgar de la pared o meter tras la puerta por ejemplo y la verdad es que hubiera sido muy cómodo por el tema del espacio pero también tengo que decir que es algo a lo que damos tanto uso en esta casa (mis peques están cada pocas hora comiendo algo) que tampoco nos importa que estén muy a mano siempre. Además, yo tiendo a pensar que es algo temporal y que durante los primeros 3-4 años de vida de mis hijos no puede ser mi prioridad tener la casa perfectamente ordenada y despejada.

Otro aspecto negativo es que no es evolutiva, no se puede convertir en silla para acoplar a la mesa cuando ves que tu niño/a ya podría comer en ella por tamaño y habilidad. 

Y, por último, no es una trona especialmente cómoda para el bebé si no se le pone una funda, respaldo, cojín o similar.

En este aspecto la solución es bastante sencilla y pasa por incorporarle algún accesorio que además de la comodidad que aporta a nuestros peques, también nos puede ser muy útil para limpiar e incluso para dar un toque más bonito al aspecto de la trona. Hay que tener en cuenta que la trona (o tronas) se suele convertir en una parte más del mobiliario del salón o la cocina durante un tiempo por lo que ponerle una funda bonita no está nada mal.

Importante que la funda (o cojín, respaldo, ... ) sea de una tela fácil de limpiar. En Ikea tienen algunas opciones pero no son especialmente bonitas.

En cuanto al precio, nada que objetar, las tronas ANTILOP son muy baratas (19€).

Con la llegada de las mellizas no lo dude e incorporé una nueva trona del Ikea a la que ya tenía guardada y que heredan de su hermano mayor. Sigo igual de contenta o más con estas tronas y las recomiendo pese a sus (para mí) pequeños inconvenientes.

Por último, mencionar que con los peques siempre he usado el método BLW de introducción a la alimentación complementaria y he de decir que estas tronas son perfectamente aptas y muy cómodas para este fin.

Espero que os haya sido de utilidad este post y me despido hasta el próximo artículo.