Black Friday !! HASTA 20% DESCUENTO !! LOS PRECIOS MÁS BAJOS DE TODO EL AÑO

RUTINAS EN HIJOS Y MAMIS PARA FACILITARNOS LA VIDA

Hola sonora-tribu!!!!

¿Qué tal si hablamos de rutinas? ¿Pensáis, como yo, que son importantes en las vidas de los peques (más aún si tienes gemelos (o gemelas)? ¿Y en nuestras propias vidas?

A mí me parece que la implementación de rutinas en nuestro día a día nos puede hacer la vida mucho más sencilla y feliz. De hecho, con algunos truquillos básicos podemos conseguir grandes cambios en nuestras mami-vidas :) a mí me funcionan con mi hijo mayor y mis mellizas.

Vamos a ver las rutinas en vida de niñ@s y madres. Así que comienzo por las de los más pequeñ@s porque poner orden a sus vidas nos va a ahorrar tiempo y algún que otro enfrentamiento con ell@s; es increíble lo que cambia su actitud al tener hábitos contundentes marcados en sus vidas, les afecta enormemente.

Voy a estructurarlo un poco para que las ideas claves que quiero transmitir queden claras:

1. Los horarios. Los niñ@s, desde bebés; son muy perceptivos con los horarios y es por eso por lo que les afecta, por ejemplo, el cambio horario (al cambiar de país o por el cambio de estación).

Mi consejo es que les acostumbremos desde bien pequeños a una rutina horaria en la que siempre se levanten a la misma hora, desayunen a la misma hora, jueguen a la misma hora.... incluso la misma hora siempre para ir al parque o la piscina, para ver a los abuelos o para ir de compras con los papis.

Se pueden añadir excepciones por días festivos o vacaciones, porque hacemos una excursión o por cualquier otro motivo pero éstas deberían ser eso: excepciones.

2. Lugares. Lo ideal sería que nuestros hij@s durmieran siempre en la misma habitación, que coman en el mismo lugar, ... Es decir, que sus hábitos diarios sucedan en mismo tiempo y lugar siempre (salvo excepciones).

Es por esto que cada vez más parejas que deciden separarse lo hacen de forma que su hij@s viven siempre en la misma casa y son los padres los que se turnan para vivir en esa misma casa, dependiendo del día de la semana que les toque. Está comprobado que es lo mejor para el pequeñín.

3. Familiares y amigos. Durante los primeros meses de vida de un bebé es importante que tenga una persona como referencia, suele ser la madre, con la que pase la mayor parte de su tiempo y que sea la persona que le alimenta, duerme, calma, canta, ... Aparte de esta persona de referencia, los familiares y amigos cercanos pueden estar en su vida en mayor o menor medida pero siempre tendrán a esa persona que es su todo, su seguridad.

4. Juegos repetitivos. A los más pequeños de nuestra casa les entusiasma que les hagan una gracia y se la repitan una y otra vez. 

Ell@s necesitan que algo se les haga varias veces seguidas para entender que es un juego, que les hace gracia y que, por tanto; se ríen.

Es por este mismo motivo por el que los niñ@s más mayores son entusiastas de ver una misma película varias veces, la primera vez no la entienden y requieren de más visualizaciones para comprender la historia apropiadamente.

5. Las excepciones. No podemos tener a nuestra familia en una burbuja hasta que nuestros retoños cumplan la mayoría de edad, obviamente, así que abrazaremos las excepciones como parte de la vida y así tendrán también que acostumbrarse ell@s desde pequeñ@s.

Podríamos decir que las excepciones son parte de los hábitos en el sentido de que deben saber que existen y que suceden con cierta periodicidad.

Sin embargo, no olvidéis como papis que cada vez que os vayáis de viaje, cambiéis de casa, de cole, de ciudad, de horarios o de estación del año... va a haber un período de adaptación en que vuestros hij@s, seguramente, estén más nerviosos e intranquilos. Les costará más realizar actividades que parecían tener bien asentadas como comer o dormir y, además, estarán más irascibles y maniáticos.

En este aspecto la tarea es, una vez más, vuestra. Es vuestra labor llenaros de paciencia e intentar hacer el cambio lo más cómodo para ell@s. 

Pasemos a hablar de las rutinas de las mamis. No pretendo organizar vuestra vida ni sabría cómo hacerlo, además cada mami tiene una casuística concreta. Simplemente me gustaría transmitiros algún tip muy genérico que a mí me ha funcionado.

1. No pretender ser super woman. El día tiene 24h y, si nos organizamos, llegaremos a hacer mucho; pero sería un milagro que llegáramos a hacer todo lo que nos gustaría. Por tanto, relájate, no te auto exijas en exceso. Ninguna hacemos todo lo que querríamos.

2. Planificación. Crearse una tabla muy simple, ya sea en excel o a mano, donde preveamos cosas tan básicas como el menú semanal de todo el mes o los horarios en que haremos cada obligación de lunes a viernes (por ejemplo) puede ayudarnos mucho a poder exprimir más las 24 horas que tenemos en el día.

En otro artículo os explicaré en mayor detalle cómo organizo mis tablas de rutinas, si me hacéis saber que os puede ser de interés.

3. Prioridades. La utilidad de establecer prioridades radica en ser capaz de concretar un número limitado de objetivos al día, los que consideráis más importantes. A partir de ellos; añadir alguna otra tarea que si no conseguís llevar a cabo, no importe.

4. Urgencia vs importancia. Los objetivos que os marquéis como importantes son los que os llevan a conseguir vuestros objetivos esenciales, los objetivos que realmente os hacen cumplir vuestro sueño de vida, los objetivos que habéis planificado y que os son cruciales para continuar por el camino a vuestro éxito personal.

Las urgencias son circunstancias que nos ocurren pero no nos llevan a nuestro objetivo primero, son aspectos que debemos ir solucionando en nuestro día a día y que surgen, normalmente, por falta de organización y falta de rutinas.

Por tanto, sería ideal conseguir ir cumpliendo tareas importantes cada día y no urgentes, las urgencias deberían ir disminuyendo conforme vamos estableciendo prioridades en nuestra vida y vamos cumpliendo con las labores importantes.

5. Realismo. Somos madres, somos fuertes e inteligentes pero no todo poderosas. Debemos ser realistas con nuestros objetivos, ser prácticas con nuestra planificación, y dejar de intentar introducir tareas si vemos que es materialmente imposible llevarlas a cabo.

Si nuestra prioridad es un determinado proyecto, nos centraremos en organizar nuestro tiempo con tareas que nos llevan a desarrollar ese proyecto. Si nuestra prioridad es nuestro trabajo por cuenta ajena, nos organizaremos conforme a ello. Si nuestra prioridad es la recuperación física, planearemos deporte o lo que sea que nos lleve a este objetivo. Y así con cada ejemplo que se nos ocurra.

De hecho es muy lícito que nuestra prioridad durante una determinada etapa de la vida de nuestros gemelos sea simplemente mantenernos a todos a salvo :)

6. Flexibilidad. Por último, la vida es dinámica y surgirán imprevistos pero surgirán sobretodo porque somos madres y los niñ@s son impredecibles. Por ello, en esta etapa de nuestra vida no podemos ser rígidas con horarios, la organización habrá sido un éxito total si conseguimos cumplirla la mayoría de las veces pero no podemos llegar a cumplir un orden estricto siempre y no por esto nos martirizaremos ni dejaremos de seguir intentando cumplir con las rutinas pese a que haya días en que no se cumplan del todo.

Espero haber introducido algo de luz al caos de la maternidad y que, si seguís alguno de estos consejos, os sean de utilidad real.

Recordad que para cualquier duda, sugerencia, consulta, opinión... tenéis la cuenta de instagram sonora_baby donde intentamos crear una comunidad de mamis reales que nos ayudamos y motivamos desde el corazón.

Feliz maternidad práctica y real!