OFERTA DE LANZAMIENTO - 20% DESCUENTO EN COJÍN DE LACTANCIA

INTRODUCCIÓN A LA ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA: BLW

El tema que os traigo hoy está muy extendido y son muchos los canales dónde se habla de ello, el famoso método de introducción a la alimentación BLW (Baby Lead Weaning).

En ocasiones se tacha de "moda", sin embargo, vengo a darle una pequeña vuelta al asunto y simplemente me centraré en comentaros los trucos que he ido usando y aprendiendo para su correcta y más cómoda implementación.

Para empezar, importante recalcar los beneficios de este método:

1. Los peques no tendrán que pasar por aprender de comer triturado a comer sólido.

2. El conocimiento y descubrimiento de los alimentos distintos a la leche se hace de forma más natural y consciente.

3. Los bebés descubren por sí mismos cuando están saciados.

4. Los papis podemos adaptar más fácilmente el menú de los adultos al de los bebés de forma que no tendremos que estar continuamente cociendo y triturando, y poniendo comida especial para los peques.

5. Mayor control de la velocidad en que se ingiere.

6. Menos problemas de aceptación de alimentos en el futuro.

7. Menor riesgo de sobre peso en el futuro.

Inconvenientes? Bueno, algunos temen el atragantamiento y no les culpo por ello. Confieso que al principio lo sopesé seriamente y que familiares muy cercanos no veían con buenos ojos este método precisamente por este "riesgo". 

Tras haber alimentado a mis hijos de esta forma, no veo más riesgo de atragantamiento que el que existe con los triturados o el que puede existir cuando sucede la transición de triturado a sólido. Simplemente, debemos estar SIEMPRE acompañando al bebé cuando come y controlar cada vez que se mete algo en la boca. Además, deberemos evitar ciertos alimentos crudos cómo son la zanahoria, la manzana y la pera; los frutos secos; y general todo alimento excesivamente duro.

Y paso a desgranar un poco los truquis que he ido aprendiendo y que me parecen de lo más útiles:

- El plátano: uno de los mejores alimentos para comenzar. Siempre que esté maduro y cortado a la mitad y luego en horizontal para que el bebé pueda cogerlo más sencillamente con su pequeña manita.

- La pera y la manzana: estas dos frutas son ideales al principio siempre que se preparen cocidas en el microondas (o en el horno). Y os cuento cómo: pelamos, cortamos a lo largo en varios trozos, los ponemos en un bol, tapamos con film al que haremos 3 o 4 agujeros pequeños, y metemos al micro a máxima potencia durante unos minutos (entre 2 y 4 minutos dependiendo de la cantidad de fruta y de la potencia del microondas), dejamos enfriar y voilá! fruta lista para consumir en el momento o para meter en el frigorífico y ofrecérsela después (a veces el hecho de que esté fresquita les encanta e incluso les calma el dolor de encías).

- Alimentos de temporada: personalmente, más que mirar el orden de introducción de cada alimento lo que me fijo es en ofrecer a mis hijos los alimentos de temporada (ejemplo: melocotón si es verano, siempre bien maduro).

- Restricciones durante el primer año de vida: verduras de hoja verde como la lechuga, el huevo (prohibido hasta los 12 meses), marisco, sal, azúcar, miel, pescado o carne poco hecha, desnatados, pescados grandes, algas, bebidas distintas a la leche materna (o de fórmula específica para su edad).

- Paciencia: poco que decir de este punto... hay que armarse de ella y celebrar cada logro por pequeño que parezca. Nuestros bebés están aprendiendo así que poca prisa, lo ideal es reservarse un tiempo suficiente para esta "labor" y pensar que es temporal y mientras dure el aprendizaje tendremos que dedicarle parte de nuestro preciado tiempo.

- Carne: yo la hiervo y luego la pico, hago pequeñas bolitas con ella y se las ofrezco a las peques. Lo ideal es hacer hamburguesas pero no estoy bendecida con el don de la cocina así que intento ser práctica más que perfecta ;)

- Pescado: simplemente CUIDADO CON LAS ESPINAS! 

- Complementaria: es una alimentación complementaria con lo que debemos tener en cuenta que la leche sigue siendo el alimento principal. La recomendación es ofrecer el alimento tras la toma de pecho o bibi aunque confieso que si las veo descansadas y con buen ánimo intento primero el alimento entero para aprovechar que se encuentran en un buen momento para el aprendizaje y que lo cogerán con ganas. Pero, por favor, no descuidéis que la leche debe seguir siendo el alimento que consuman en mayor cantidad a lo largo del día.

- Trozos cortados en zig zag por los extremos: muy útil para alimentos que se escurren de las manos de nuestros bebés.

En fin, los tips para la implementación del BLW son tantos como mamis lo usan. Yo sigo aprendiendo día a día, ellas me enseñan y también consejos de especialistas y de otras mamis me son de gran ayuda.

Por ello os animo a compartir vuestras experiencias, dudas, temores, comentarios o sugerencias... lo que os apetezca, en la cuenta de instagram sonora_baby.

Y yo por hoy me despido no sin antes desearos a todas una muy FELIZ INTRODUCCIÓN DE LA ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA!